(Aviso: artículo en español)

Rebeldía

Hoy tengo ganas de sacudirme el polvo del camino, de ser áspero, rebelde y desentonar. Se cansa uno de ser y estar sólo en el defender la accesibilidad como algo elemental que todo diseño debería tener, no porque esté de moda, sino porque es de ley y de sentido común. Siempre oyendo entre susurros que si uno exagera, que en el fondo no es mi problema sino de los tecnólogos, que si la accesibilidad está reñida con la creatividad y cincuenta mil prejuicios más que mejor sería tirar directamente al cubo de la basura si no fuera porque sabes que es el sentir de muchos probablemente, incluso, de la mayoría.

Te duele ese pensar que flota en el aire, la idea de que hacer cosas accesibles lleva aparejado ser un carca, que se renuncia a la multimedia, que se esclaviza al duro trabajo renunciando a la creatividad, que se tapona el advenimiento de la web 2.0 y todo por querer adelantar un futuro que deberían solucionarnos los tecnólogos.

¡Pues no! Es la web 2.0 quien debe adaptarse a la accesibilidad y no al revés. Es posible que la accesibilidad venga en el futuro de un modo mucho menos trabajoso, no lo discuto, pero yo quiero ese futuro ¡ahora! porque mientras no sea así, estamos echando fuera de nuestras casas a quienes, por ser diferentes, no pueden acceder a los contenidos de lo que publicamos ¡Hace falta ser bien vago! Ya decía aquel filósofo lo de que toda indiferencia es criminal.

Como ya he dicho, quiero desentonar, perder un poco la compostura y evidenciar que, aparte de la responsabilidad de los tecnólogos en elaborar mejores herramientas digitales, yo debo primero asumir lo que me toca: no puedo redactar y componer con las vísceras, estoy obligado usar el buen juicio y demás virtudes de la materia gris. Los demás tienen pleno derecho a escuchar unas palabras mínimamente hiladas, con sentido, un discurso inequívoco y, de querer jugar al gato y al ratón con el lector para que no le sea fácil entenderme, primero avisarlo, para darle la oportunidad de mandarme al cuerno si mis jueguecitos no le interesan.

Y como estoy revoltoso traigo hoy aquí este artículo hecho contra viento y marea, me lo he puesto difícil a posta para evidenciar que, hasta lo difícil, tiene solución accesible sin necesidad de tecnología rara:

  • Incluye más multimedia que muchos otros artículos (3 vídeos).
  • Además con la peor de las opciones: son vídeos que, visualmente, no aportan nada en absoluto, todo su significado reside en lo que se puede oir y, para colmo, lo que se puede oír no se puede describir con palabras, ni siquiera lo que en ellos se oye está en un idioma que conozcamos, de echo, el idioma utilizado en alguno de ellos es irrelevante.
  • Y aún así para cada vídeo colocaré su etiqueta de descripción detallada tal y como la normativa de accesibilidad exige.
  • Dándole una vuelta de tuerca al reto, la descripción detallada de sus etiquetas quedará colocada en el propio artículo (para no complicarles la vida a los que se llaman normales molestándolos en hacerles recorrer pantallas adicionales ¡Pobrecitos!)
  • Además estas etiquetas descriptivas estarán destinadas a las personas sordas y no a las personas con ceguera como suele ser habitual. Las personas con ceguera o con parálisis cerebral podrán apreciar su belleza sin explicaciones adicionales, pero las personas sordas no, y ese será mi reto, ofrecerles significación a lo que están viendo pero no pueden oír.
  • Y aún así, serán estos vídeos elementos significativos, que aportan belleza, y que haré cuanto pueda para que sean netamente accesibles ¡Ojalá lo consiga!
  • Y lo más importante de todo: gradualmente en intensidad, desde el primero hasta llegar al último, la pretensión de cada vídeo es siempre la misma: transmitir la belleza de las capacidades humanas, la pura y sóla belleza. Y al mismo tiempo, nuestros pequeños Sarajevos cuando claudicamos.

Así, quedaría a la vista que la dificultad no está en el uso de tecnología complicada, sino sólo en el esfuerzo previo de antes haberlo pensado, en redactarlo con esmero y dedicación y, en ponerle tan sólo las dosis de afecto y entrega justas para no abrazar el empalago ni quedarse en la mera osadía. Quien escribe, no es buen escribidor, por lo que cualquier torpeza que encontréis, será cosa mía, no de los conceptos.

El primer vídeo

beat box

Canción de beat box sobre varias piezas que se imitan como si fuera un conjunto emitido por la radio. Sorprendente.

Descripción detallada

Grabación de un concurso televisado para buscar nuevos artistas. El concursante, un chico joven de apariencia afroamericana y pelo engominado con una característica ceja cortada, nos presenta una pieza sonora de beat box, expresión inglesa para llamar a la imitación de todo tipo de ruidos, sonidos artificiales, instrumentos y voces usando sólo la voz y la boca. En este caso interpreta magistralmente lo que parece una emisión de radio en la que se emiten una media docena de canciones encadenadas con ruidos, chisporroteos, conversaciones lejanas y arrastre de discos.

El encanto está en la enorme habilidad del artista en vertebrar con mucha soltura todas estas imitaciones de modo que nos parece casi imposible que todos esos sonidos sean capaces de salir sólo de una boca que maneja con virtuosismo.

El segundo vídeo

La guerra de las galaxiasen a cappella

4 mozalbetes cantan armoniosamente una pieza que recoge diversos momentos de la banda sonora de la película de La guerra de las galaxias.

Descripción detallada

En otro alarde de virtuosismo vocal, 4 chicos jóvenes con 4 voces diferentes forman un coro en el que también hacen fabulosas imitaciones de lo que parece una pieza musical formada por varios fragmentos de la banda sonora de la famosa película La guerra de las galaxias.

La admiración nace tanto de la magnífica interpretación, como de las grandes imitaciones de los personajes, así como de la armonía de 4 voces bien entrenadas para acompasarse armónicamente. En realidad, aunque parece un simple entretenimiento este tipo de canto ya es muy antiguo y se conoce como a cappella es música vocal sin acompañamiento instrumental. El término a a cappella viene del italiano como en la capilla; el término es debido a las restricciones en el uso de instrumentos musicales en iglesias cristianas desde la introducción del canto gregoriano hasta bien entrado en medievo.

El tercer vídeo

Nessun Dorma

En otro concurso televisivo, un concursante canta Nessun Dorma.

Descripción detallada

Otra grabación de un concurso televisado para buscar nuevos artistas. El tribunal queda perplejo cuando el novato concursante mayorcito y gordinflete anuncia que en lugar de una típica canción de actualidad, desea cantar ópera, en este caso nada más y nada menos que: Nessun Dorma, un aria del acto final de la ópera Turandot de Giacomo Puccini, cuyo título se traduce del italiano como (que) nadie duerma. Pues de no averiguarse esa noche el nombre del príncipe desconocido, Calà f, morirá la princesa Turandot. Era la canción por excelencia del tenor italiano Luciano Pavarotti, que la cantó en su última actuación: al final de la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Turín 2006, donde recibió la mayor y más larga ovación de la noche.

La lágrima de emoción por un amor aplastado es casi inevitable.

Dedicatoria

¡Es tanto lo que les debo…! Sea este mi pequeño regalo de navidad para mis amigos de TADEGa, TecnoNEEt y para una persona muy especial y querida, nuestra amiga Emma que apreciará en toda su intensidad la belleza de estos vídeos. En prueba de admiración profunda y respetuoso afecto.

¡Feliz navidad a todas y todos!